Edicosma.com    Miércoles 27/08/2014    58.493 Usuarios
 
20/06/2012

Las razones de Europa y las de Grecia

Para la mayoría de los europeos y muy especialmente para los alemanes, los griegos se han dedicado a mentir y despilfarrar a lo largo de lustros. Han vivido en jauja, engañando sobre sus cuentas, con pensiones, vacaciones, jubilaciones de privilegio y toda serie de fraudes , una isla de ciegos que no lo eran, decenas de funcionarios por hectáreas y el no pagar deudas como deporte nacional por excelencia. Para la mayoría de los griegos, Europa y especialmente Alemania, les han impuesto tales cargas y sometido a tales ajustes, rebajas y controles que han estrangulado su economía y su vida conduciéndoles a la miseria más y la ruina más atroces. Y tal vez todos tengan algo de razón.

Las elecciones del domingo bascularon entre esas dos máximas con todos aguantando la respiración ante lo que pudiera ser una huida hacia el abismo que nos arrastrara a todos tras ellos. Porque esa opción de la izquierda radical no tenía en realidad otra perspectiva que el portazo a la UE. Por mucho que al final dijeran que preferían quedarse en el euro a continuación añadían que sin compromiso ninguno de pagar uno sólo de los que adeudan. Algo así como seguir en el club pero sin cumplir una sola de sus normas.



Las urnas han sido algo más sensatas. Aunque por los pelos, los griegos han decidido que mejor en Europa que iniciar una travesía solos por no se sabe que infierno, aunque lo que tengan ahora sea un purgatorio bastante penoso. Un alivio, sin duda, para la convulsa situación europea. Pero un alivio que duró minutos y que demostró que el mal es mucho más hondo y profundo y que si no se soluciona de raíz, con griegos o sin griegos, nos vamos al hoyo todos.



La noticia era buena y en ese sentido reaccionaban los mercados de manera natural. Pero los especuladores, las fuerzas que aprietan a Europa, ante la inanidad suicida de su Banco Central, lejos de secundar la corriente lanzaron otro brutal ataque. Las primas de riesgo que habían comenzado suavizándose entraron en una galopada frenética hacia el abismo. Y eso particularmente afectó y afecta a España, objetivo máximo de los ataques e indefensa.



Resulta tan estremecedor como desalentador el hecho ya repetido que las buenas noticias tienen aun peores efectos que las malas. Sucedido con el rescate bancario, saludado como positivo por todos y envidiado por otros países por su ventajosas condiciones. La primera reacción lógica de los mercados fue de inmediato aplastada por quienes están apostando decididamente contra el euro y la unidad europea. Y ayer sucedió exactamente lo mismo. De inicio bolsa y prima se comportaban reflejando la buena nueva griega. Al poco la buena noticia era contrarrestada por la pésima del bono español ya por encima de un intolerable 7 por ciento. Y todo ello con el Banco Central Europeo mirando para otro lado en el más absurdo y letal comportamiento que imaginarse prueba.



Porque está bien claro a la luz de los hechos, que nos encontramos ante una ofensiva sobre Europa a la que no le importa si los avances son positivos ni las noticias buenas. Y está claro que o reacciona Europa en su conjunto y se planta cara o nos vamos todos por el sumidero y, a tenor de lo que se ve, la primera en caer será España. Pero luego, no se equivoquen, caen todos.

Comentar la noticia
Nombre E-mail
Comentario
Por favor, deja este campo en blanco
Introduzca el código

Cambiar imagen
E-mail: Contraseña: Regístrate
Servicios
Diarios
Radios
Boletines
Videoteca
Especiales
Publique su Noticia
 
Añada su Empresa
Publicidad
Publicidad
      Condiciones de uso | Aviso legal | Condiciones de contratación | Política de confidencialidad | Publicidad | Colaboradores |
 
Frecuencia Gay www.frecuenciagay.com
Diario digital con informacion y noticias actualizadas al minuto. Frecuencia Gay es parte del grupo de
comunicacion Edicosma, integrado por mas de 200 diarios digitales al servicio de la informacion.
© Frecuencia Gay 2014